Miami City Directory

Free Miami Local Business Listing | Website Design | Digital Magazine

Efectos del uso de la Marihuana

La marihuana es una mezcla gris verdosa de hojas, tallos, semillas y flores secas y picadas de la planta de cáñamo, Cannabis sativa. A menudo se la conoce como “hierba”, “yerba”, “mota”, “mafú”, “pasto”, “maría”, “monte”, “moy” y “café” en español o “pot”, “grass”, “reefer”, “weed”, “herb”, “mary jane” y “mj” en inglés.

La principal sustancia química activa en la marihuana es el delta-9-tetrahidrocannabinol (THC), que causa los efectos de alteración mental que acompañan la intoxicación con marihuana. La cantidad de THC (que también es el ingrediente piscoactivo en el hachís) determina la potencia y, por lo tanto, los efectos de la marihuana.

Si se fuma, los efectos de la marihuana comienzan apenas entra la droga al cerebro y duran de 1 a 3 horas.  Si la marihuana se ingiere en un alimento o bebida, el inicio de los efectos a corto plazo es más lento, generalmente comenzando entre media hora y una hora después, y los mismos duran más, hasta 4 horas.  Si se fuma la marihuana, se deposita mucho más THC en la sangre que al comerla o beberla. 

A los pocos minutos de inhalar el humo de la marihuana, el corazón comienza a latir más rápido, los pasajes bronquiales se relajan y se ensanchan, y los vasos sanguíneos en los ojos se dilatan, haciendo que los ojos se vean rojos.  El corazón, que normalmente late de 70 a 80 latidos por minuto, puede aumentar su ritmo en unos 20 a 50 latidos por minuto o, en algunos casos, hasta puede duplicarse.  Este efecto puede ser mayor si se usan otras drogas con la marihuana.

Cuando el THC llega al cerebro, el usuario se siente eufórico o “entra en onda” (estar “high”), porque ésta actúa sobre el sistema de gratificación cerebral, es decir, las áreas del cerebro que responden a estímulos como la comida y la bebida, así como a la mayoría de las drogas de abuso.  El THC activa el sistema de gratificación de igual manera que lo hacen casi todas las drogas, es decir, estimulando las células cerebrales para que liberen una sustancia química llamada dopamina.

El usuario de marihuana puede experimentar sensaciones placenteras, los colores y sonidos le parecen más intensos, y el tiempo le parece transcurrir muy lentamente.  Siente la boca seca y repentinamente tiene mucha hambre o mucha sed.  También le pueden temblar las manos y las puede sentir frías.  La euforia pasa después de un tiempo y entonces el usuario puede sentir sueño o depresión.  A veces, el uso de marihuana produce ansiedad, temor, desconfianza o pánico. 

El uso frecuente de marihuana deteriora la habilidad para formar memorias, recordar eventos (Vea el recuadro “La marihuana, la memoria y el hipocampo”), y para desviar la atención de una cosa a otra.10  El THC también entorpece la coordinación y el equilibrio al adherirse a los receptores en el cerebelo y a los ganglios basales, que son las partes del cerebro que regulan el equilibrio, la postura, la coordinación del movimiento y el tiempo de reacción.  Por sus efectos sobre el cerebro y el cuerpo, la intoxicación con marihuana puede resultar en accidentes.  Los estudios demuestran que aproximadamente entre el 6 y el 11 por ciento de las víctimas de accidentes letales dan un resultado positivo en las pruebas para el THC y, en muchos de estos casos, también se detecta el uso de alcohol.11

Un estudio realizado por la Administración Nacional de Seguridad Vial (NHTSA, por sus siglas en inglés) mostró que bastaba una dosis moderada de marihuana para que se deteriorara la habilidad para conducir.  Sin embargo, los efectos de la marihuana combinada con el alcohol, aun en dosis bajas, fueron marcadamente superiores que cuando cualquiera de las drogas se usaba por separado.12  Entre los índices de conducir que se midieron en el estudio estaban el tiempo de reacción, la frecuencia de búsqueda visual (cuando el chofer verifica las calles laterales), y la habilidad para percibir o para responder a cambios en la velocidad relativa de otros vehículos.

Los usuarios de marihuana que consumen dosis altas de la droga pueden experimentar una psicosis tóxica aguda que incluye alucinaciones, delirios y despersonalización (una pérdida del sentido de identidad personal o de autoreconocimiento).  Aunque aún se desconocen las causas específicas de estos síntomas, parece que ocurren con más frecuencia cuando se ingiere una dosis alta de cannabis en la comida o bebida, en vez de fumarla.

Consecuencias a la Salud por el Abuso de la Marihuana

Agudas (presente durante la intoxicación)
■ Deteriora la memoria a corto plazo
■ Deteriora la atención, el juicio y otras funciones cognitivas
■ Deteriora la coordinación y el equilibrio
■ Aumenta el ritmo cardiaco

Persistentes (duran más que la intoxicación pero tal vez no sean permanentes)
■ Deteriora la memoria y las habilidades para el aprendizaje

A largo plazo (efectos acumulativos y potencialmente permanentes del abuso crónico)
■ Puede llevar a la adicción
■ Aumenta el riesgo de la tos crónica, la bronquitis y el enfisema
■ Aumenta el riesgo de cáncer de la cabeza, del cuello y de los pulmones

Instituto Nacional sobre el Abuso de las Drogas. Parte del Articulo “Abuso de la Marihuana”.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close

Please share. Thank You.