Miami City Directory

Free Miami Local Business Listing | Website Design | Digital Magazine

Manejo exitoso del dinero

El manejo exitoso del dinero requiere una planificación cuidadosa. También requiere autodisciplina y la habilidad de decir no a los gastos innecesarios. La habilidad para manejar el dinero se debe aprender, desarrollar y practicar diariamente.

  1. Determinar sus metas;
  2. Calcular los gastos para vivir;
  3. Estimar sus ingresos;
  4. Equilibrar sus ingresos con sus gastos;
  5. Desarrollar un plan de gastos;
  6. Ajustar sus planes a los cambios.

1. Determine sus metas: Al establecer metas, piense en las cosas que son importantes para usted y su familia. La lista siguiente puede ayudarlo a decidir qué cosas son más importantes para usted.

Por ejemplo, del listado siguiente seleccione las cosas que usted y su familia piensan que son más importantes y coloque el número “1” al lado del mismo. Coloque el número “2” al lado de aquellas cosas que siguen en importancia y el número “3” al lado de las cosas que no son tan importantes para usted y su familia.

Religión ____ educación ____ ahorro de dinero ____ transporte ____ lanzar un nuevo negocio ____ pago de deudas ____ apariencia personal ____ cultura (teatros, artes, conciertos) ____ recreación ____ actividades familiares ____ muebles para el hogar ____ nueva casa ____ viajar ____ ganar mucho dinero ____ otro

Decida cuales son metas a largo plazo – es decir aquellas que desea lograr en 10 ó 20 años o quizás más tarde. Luego decida qué metas tendrá para el futuro más inmediato – por ejemplo durante los próximos 5 años. Luego enliste las metas para el próximo año. De esta manera, su presupuesto puede incluir los ahorros para las metas intermedias y largo plazo y usted no permitirá que las metas a corto plazo dejen sus otras metas en la sombra.

2. Calcule los gastos: Una vez que haya apuntado sus metas, el próximo paso para un manejo exitoso del dinero es calcular sus gastos. Los gastos pueden ser calificados como fijos, flexibles o periódicos.

Gastos fijos son aquellas partes del presupuesto por las que paga una cantidad específica todos los meses por un tiempo determinado. Algunos ejemplos son la renta o el pago hipotecario, préstamos para el auto y pagos para tarjetas de crédito.

Gastos flexibles varían de mes a mes y pueden controlar y manejarse hasta cierto punto. Son por lo general más difíciles de predecir que los gastos fijos. Por ejemplo la comida, la ropa, el gas, el teléfono y el cuidado personal.

Gastos periódicos como el seguro, patentes de autos y regalos de Navidad – ocurren una o más veces por año pero no mensualmente. La clave para manejar los gastos periódicos es ”dividir y conquistar”. Divida el total de estos gastos por año en 12 y aparte dicha cantidad cada mes.

3. Estime sus ingresos El tercer paso para el manejo exitoso del dinero es estimar su ingreso bruto. Esto no debería ser difícil ya que la mayor parte de los ingresos provienen generalmente de salarios o sueldo.

a. Anote todos los ingresos que usted espera recibir durante el próximo año.

b. Cuando sus ingresos son irregulares, base su estimación sobre el ingreso previo y en su propia expectativa. Si sus ingresos fluctúan mucho– como puede ocurrir en el caso de trabajadores estacionales, vendedores por comisión, granjeros y otro tipo de personas que trabajan por cuenta propia– asegúrese por medio de realizar dos estimaciones. Estime la cantidad más grande y la más pequeña que usted puede esperar en la realidad. Primero planee sobre la base del ingreso menor, luego considere cómo usará cantidades adicionales si las mismas llegan a estar disponibles.

4. Equilibre sus ingresos con sus gastos Una vez que tenga una idea clara de sus ingresos y gastos, puede comenzar a asignar su dinero. Esto implica comparar sus ingresos y gastos, (en base mensual o anual) y buscar un equilibrio que sea real y factible. Si sus ingresos son irregulares, debe tener mucho cuidado al asignar dinero en las distintas categorías. Deberá dejar una cantidad de dinero extra en los meses que tiene más ingresos para cubrir los meses en que tendrá ingresos reducidos.

5. Desarrolle un plan de gastos Ahora que usted ha establecido un equilibrio entre los gastos y los ingresos estimados, el próximo paso es desarrollar un plan de gastos. Sea realista al revisar lo que usted concede para gastos. Asegúrese también que los futuros planes de gastos incluyan lo que usted y su familia consideran importante.

Anote cuánto piensa gastar en cada categoría para el período del presupuesto; luego trate de ajustarse a ello. A medida que haga las compras, anote cuánto gastó en cada categoría. Al final del período, sume cada categoría. Compare lo que gastó con lo que planeaba gastar. Si lo que gastó fue diferente de lo planeado, averigüe porqué, para así mejorar el próximo plan.

No espere tener un plan de gastos perfecto la primera vez. Con cada presupuesto sucesivo, usted puede esperar mejoras.

6. Ajuste su plan a los cambios Aunque usted se sienta satisfecho con su plan actual, usted necesita cambiarlo de vez en cuando. A medida que cambian las circunstancias, usted necesita ajustar su plan de gastos de acuerdo a las nuevas metas, necesidades y recursos. Al pensar sus gastos, establecer metas y mantener los datos, usted puede hacer revisiones que reflejan lo que es importante para usted y su familia. No existe un plan mágico que garantiza seguridad financiera porque las familias tienen diferentes metas, no existe una sola forma “correcta” de planear. De todas maneras, lo que tendrá en el futuro depende de lo que usted haga con su dinero hoy.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

close

Please share. Thank You.